Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Más información

GIRONA 1-1 ATLÉTICO DE MADRID

El Wanda Metropolitano decidirá la eliminatoria

Nuestro equipo, que buscó el gol con insistencia hasta el pitido final, empató en Montilivi en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

FOTO: Ángel Gutiérrez

GIRONA FC 1-1 ATLÉTICO DE MADRID


Girona FC: Iraizoz, Alcalá, Bernardo, Muniesa, Ramalho, Douglas Luiz, Valery Fernández, Aleix García, Doumbia (Granell, 80'), Lozano (Borja García, 59') y Paik (Portu, 67').


Atlético de Madrid: Adán, Arias, J.M. Giménez, Godín, Montero (Correa, 46'), Rodrigo, Saúl, Koke, Lemar, Griezmann (Thomas, 59') y Kalinic.


Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández (Comité de Las Palmas). Mostró tarjeta amarilla a los visitantes Montero (27') y Godín (68').


GOLES:

0-1. 9’. Iraizoz
, en propia puerta, tras rebotar en su cuerpo un disparo de Antoine Griezmann que pegó en la madera.

1-1. 34’. Lozano, mediante un disparo con rosca al poste izquierdo de Adán.

Al igual que en los tres precedentes ligueros anteriores entre ambos conjuntos, nuestro equipo y el Girona FC trasladaron este miércoles a la Copa del Rey la igualdad característica de sus enfrentamientos, para firmar un 1-1 en la ida de octavos de final del torneo del KO.

Aunque los locales Aleix García y Anthony Lozano dispusieron de las primeras oportunidades de gol, fueron los nuestros quienes se adelantaron en el luminoso, en el minuto 9 de partido. Entonces, Griezmann remató de primeras, con el interior del pie izquierdo y desde la esquina derecha del área grande un pase de Kalinic, buscando la escuadra de un Iraizoz en quien golpeó la pelota antes de entrar y después de tocar en la cruceta.

Sin embargo, el propio Lozano restableció las tablas en el 35', con un disparo similar al del '7' francés tanto en la ejecución como en la posición y que resultó imparable para Adán, pese a que adivinó la trayectoria y llegó a rozar el cuero, pero por cuyo poste izquierdo se introdujo el mismo. No obstante, acto seguido, la fortuna sí se alió con nuestro equipo, pues el propio futbolista hondureño se topó con el travesaño en el 38'.

Con tablas en el electrónico se llegó al descanso, tras el cual los pupilos de Simeone se volcaron sobre el área gerundense, con Nikola Kalinic generando mucho peligro. De hecho, el ariete croata a punto estuvo de desnivelar de nuevo la balanza ya en el 47', con un gran cabezazo a bocajarro que sacó despejó Iraizoz. El guardameta navarro volvería a lucirse en el 77' sacando un potente tiro de Vitolo desde el interior del área pequeña, en la que sería la última gran ocasión de la contienda.